Aún esperas

No te has dado cuenta.
Se ha terminado.

No te has dado cuenta.
Soñar con los ojos cerrados
es soñar imposibles.

-No los abras pequeña.
Te harás daño.

Pero quiero que los abras
para que encuentres
la verdad.

Deja de soñar,
de pedir.
Ella no va a venir.

No llamará a la puerta
de tu solitario piso
sin avisar y con su
encantadora sonrisa,
sonrisa pícara,
sonrisa mordida,
sonrisa dulce,
sonrisa beso.

Su presencia no cambiará
el vacío
de tus esperanzas
desfalleciendo.

Y si por un momento
creyeras en su existencia,
y si por un momento
sospechas el hallazgo,
que lo habéis logrado,
que la has encontrado,
que te ha encontrado
al fin.
Lo verás todo marchitar,
antes de oler siquiera
el perfume de la eternidad.

Olvídate de soñar.
Despierta pequeña.
No puedes enamorarte
de un espejo
sin enamorarte de
la luz que refleja
cuando yace desnudo
encarándose a ti.

No sueñes
tales sueños.
Estos sueños
dormidos,
sueños que se rompen,
sueños que mueren,
sueños astillados,
cristales rotos,
sueños que se escurren
debajo la piel
y te hacen gritar,
cuchillas desgarrando,
venas hinchadas.
Sangrado interno.

Pequeño unicornio.
No puedo mirar
como dejas
morirte
al soñar
con encontrar
la magia.
La magia
que nació
que brota
que da vida
que alimenta
que sana
que seduce
que salva
que sobrevive
que es y está.

La magia,
el unicornio,
la luz
delante del espejo.
No puedo mirar,
ver como desaparece
otra vez
detrás de la oscuridad.
No puedo dejar
que muera
una vez más.

Y tú…
¿aún esperarás?

Quiero un amor en mi vida

Quiero un amor que solo dure mi presente. Quiero un amor que sea la mejor historia de amor, con un poco de todas las demás. Quiero un amor que me haga respirar más fuerte, soñar sueños más grandes y vivir con mayor intensidad. Quiero un amor que me haga llorar por las mejores razones, aunque sean dolorosas. Quiero un amor que me haga pedazos y que luego me enseñe a reconstruirme. Quiero un amor que cure mis heridas y ame las cicatrices. Quiero un amor al que le gusten los silencios llenos de miradas. Quiero un amor que encuentre mi corazón en cada detalle. Quiero un amor que confíe en mí aun cuando no me entienda. Quiero un amor al que poder acariciar día y noche. Quiero un amor que se crezca con mis sonrisas y mis besos. Quiero un amor que no quiera que deje de quererle. Quiero un amor que me encuentre cuando estoy perdida y me despierte con su despertar. Quiero un amor al que poder enseñar mis mil mundos de recuerdos, fantasías y esperanzas. Quiero un amor que sea adicto a mis palabras. Quiero un amor que se encuentre cuando está conmigo. Quiero un amor al que poder decir cuánto le quiero sin tener que medir mi entusiasmo. Quiero un amor que quiera un amor parecido al mío. Quiero un amor que me dé tanto como yo le dé. Quiero un amor que yo crea es mayor que el mío para competir todos los días dándole más. Quiero la probabilidad improbable. Quiero la fuerza imparable. Quiero ese momento eterno. Quiero la persona que mi mente no habría podido imaginar y que mi corazón no pararía de buscar. Quiero vivir en la dulzura de esa persona que da un poco más de sentido a la vida. Quiero un amor como el que creí encontrar en su día. Solo que lo quiero para todos los que me quedan.